febrero 5, 2023 7:36 am
América Minera

“Tecnologías estratégicas para el desarrollo sostenible de la minería autónoma”

Carlos Carmona, Ex Vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile, nos presenta su columna especial para América Minera.

Hay un acuerdo generalizado en todo el ecosistema: vamos en dirección a la mina autónoma, digitalizada e interoperable. Sin embargo, se trata de un proceso complicado en su desarrollo. 

Ya en la industria minera tenemos una gran cantidad de tecnologías e innovaciones aplicadas (llamémosla TA) de monitoreo, automatización y robótica, en donde existen procesos utilizando miles de sensores que proporcionarán datos en tiempo real, por ejemplo; equipos telecomandados y autónomos (CAEX, LHD, Perforadoras entre otros).

La aceleración de la transformación digital empresarial que hemos experimentado durante los últimos años, en especial durante la pandemia, ha pasado de ser un piloto forzado a estrategia. Esto ha permitido generar grandes cambios y tendencias tecnológicas en donde se deben administrar grandes volúmenes de datos que contienen información de extrema importancia para la toma de decisiones en diferentes ámbitos.

Lo anterior ha permitido entender la importancia de las tecnologías aplicadas (TA) existentes en los diferentes procesos mineros, sus operaciones unitarias y su última milla. Lamentablemente, algunas empresas mineras no están manejando de buena manera la gran relevancia de las tecnologías estratégicas (TE) que permiten el funcionamiento y gestión de estas últimas (TA), para así asegurar la continuidad operacional de los procesos y mejorar el negocio minero en el marco de una industria minera diferente.

Las TA no podrían funcionar si no existieran las TE. Además, se supone que deberían ser parte de infraestructura tecnológica crítica en una empresa minera y gran parte de los fracasos que se están generando en esta ruta a la mina autónoma se deben a esta desconsideración o falta de priorización.

Veamos, ¿Cuáles serían algunas de las TE que actuarían como un elemento habilitador permitiendo que nuevas tecnologías aplicadas más las emergentes puedan funcionar y asegurar la continuidad operacional?

Si tomamos en consideración por ejemplo las TA en extracción mina OP o UG debido al impacto de este proceso a nivel del negocio minero debemos tener especial cuidado en la selección de:

Los sistemas de comunicaciones de velocidad superior (con menor latencia, estables y confiables) como por ejemplo el 5G o LTE; los sistemas de localización interior mina UG y los de geolocalización OP que aseguren coberturas de más de un 95%; los sistemas con tecnologías interoperables que permitan conectividad entre diferentes y grandes volúmenes de datos provenientes de distintos sistemas, las salas de gestión y operación remotas con procesos digitalizados (computación ubicua) generando ambientes inteligentes que simplifican el trabajo.

Los sistemas de seguridad de la información con gobernanza, madurez y ciberseguridad de las redes ya que a medida que las compañías automatizan y digitalizan sus procesos, es cada vez más relevante tomar medidas frente a potenciales ataques cibernéticos.

Por último, los sistemas tecnológicos para gestión en el uso del agua y la energía en las mineras: se exigirá el uso intensivo de estos insumos, pero siempre considerando los aspectos del uso múltiple del agua (gestión integrada) y el aumento del impacto ambiental originado por la generación de energía (emisiones de gases de efecto invernadero).

LinkedIn
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EDICIÓN DIGITAL ACTUAL

SUSCRIBIRSE

NUESTRAS REDES SOCIALES