diciembre 3, 2021 4:25 am

Banco Central aumenta proyección del precio del cobre a diez años

La evolución esperada de la demanda del cobre en el largo plazo depende de dos factores claves: los usos del cobre asociados a la denominada “ola verde” y la utilización convencional del cobre.

Recientemente, el presidente del Banco Central de Chile, Mario Marcel, presentó el Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio de 2021, ante la Comisión de Hacienda del Senado. 

El documento abordó la importante mejora del escenario macroeconómico previsto para el año, las razones detrás del mayor crecimiento proyectado y las implicancias para la inflación y la política monetaria.

Entre las variables que corrigió el organismo destaca el precio del cobre, que, en un escenario a largo plazo, aumentaría desde US$2,7 a US$3,3 la libra. Además, el informe estableció que la evolución esperada de la demanda del cobre en el largo plazo depende de dos factores claves: los usos del cobre asociados a la denominada “ola verde” y la utilización convencional del cobre.

La demanda de cobre asociado a la “ola verde” corresponde hoy a solo 5% de la demanda total, pero se espera que aumente exponencialmente en los próximos diez años. Este crecimiento esperado ha aumentado el último tiempo, a medida que los países han asumido un mayor compromiso respecto del cambio climático. 

Se prevé que este aumento sea compensando por un menor crecimiento de la demanda asociada al uso convencional en la medida que China, principal país importador de cobre, se movilice desde una economía impulsada por la inversión a una basada en el consumo

Necesidad de nuevos proyectos

El trabajo realizado por el Banco Central estableció que la industria del cobre espera que el crecimiento de la producción será suficiente para satisfacer la demanda proyectada durante los próximos cuatro años, requiriendo a partir de ahí el ingreso de nuevos proyectos. 

Al aumento esperado en la producción por proyectos que ya están en funcionamiento, se suma el inicio de algunas iniciativas mineras y el aumento en la extracción de cobre de otras fuentes, como la chatarra. 

Sin embargo, hacia 2030, es necesario que ingresen nuevos proyectos, aún no comprometidos, para satisfacer el exceso de demanda esperado. Según el IPoM un precio en torno a US$3,3 la libra incentivaría el ingreso de los proyectos necesarios para satisfacer el exceso de demanda proyectado en el 2030. 

Incertidumbres en el mercado

El IPoM también determinó que el cálculo de los precios de largo plazo está sujeto a un elevado grado de incertidumbre. La evolución esperada de la demanda de cobre depende de los factores antes mencionados. 

Además, la demanda estará relacionada con lo que ocurra con los sustitutos del cobre, en los que el cambio climático y los impuestos al carbono podrían afectar significativamente el precio; dada la elevada emisión de gases necesarios para su producción. 

Al mismo tiempo, la producción y el inicio de nuevos proyectos mineros son altamente sensibles a cambios en la legislación de los países. A su vez, la estimación de los costos de los proyectos depende de un número importante de supuestos que podrían variar, entre ellos la tasa de retorno exigida al capital.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EDICIÓN DIGITAL ACTUAL

INDICADORES ECONÓMICOS

Viernes 3 de Diciembre de 2021
  • UF: $30.802,56
  • Dólar: $837,72
  • Euro: $946,47
  • IPC: 1,30%
  • UTM: $54.171,00
  • Libra de Cobre: 4,31

SUSCRIBIRSE

NUESTRAS REDES SOCIALES